Diseñamos tu evento náutico

Preguntas frecuentes

Diseñamos tu evento náutico

Preguntas frecuentes

experiencias náuticas
No hay ninguna limitación a la hora de planificar un viaje, simplemente el tiempo que tengamos disponible. Debemos pensar que destinos nos interesa visitar teniendo en cuenta las distancias que existen entre ellos y las ganas que tenemos de navegar, a veces habrá que priorizar. Si tenemos un patrón contratado lo mejor es plantearle que sitios nos gustaría ver o si no conocemos la zona pedirle que planifique una ruta de acuerdo a nuestros gustos.
Por supuesto, siempre que no estén alquilados o en mantenimiento, estamos encantados de poder mostrarte el tipo de barco en el que vas a navegar.
Si se trata de un chárter semanal, la hora de embarque suele ser a las 12.00h y el puerto base está indicado en la ficha de cada barco. Si se trata de un chárter de día, la hora de embarque será la que hayáis establecido previamente, aunque recibirás un e-mail unas 72 horas antes con toda la información sobre vuestra salida.
Depende de la homologación que tenga. Cada embarcación está homologada para una determinada zona de navegación y para un número concreto de pasajeros. Debes dejar claro a la hora de hacer la reserva el número de pasajeros que vais a ser.
En cualquier época del año. La única limitación se da en temporada alta, período comprendido entre junio y final de septiembre, en algunos barcos.
Dependiendo de las necesidades podemos alquilar un barco días sueltos, un fin de semana, una semana o varias en cualquier época del año.
Es necesario poseer un título náutico en vigor reconocido por las Autoridades Españolas que habilite al manejo de la embarcación alquilada en relación con su eslora y distancia a alejarse de la costa. No dudes en contactar con nuestra oficina para consultas sobre titulaciones. Además de la titulación es muy importante ser conscientes de nuestra capacidad y limitaciones y siempre muy recomendable, ante la duda, contratar los servicios de un patrón profesional el tiempo necesario, que nos ayudará a mejorar nuestra habilidad y nuestra confianza en el manejo de la embarcación.  
Nuestra experiencia nos demuestra que si os acabáis de sacar el título y es la primera vez o no tenéis mucha experiencia navegando, recomendamos totalmente salir con patrón, él os podrá enseñar y explicar cualquier duda que tengáis y navegaréis con seguridad y tranquilidad.
En primer lugar la fianza, el coste de la tripulación, si la hemos contratado y la limpieza final que es obligatoria. Está incluido el coste del amarre en algunos puertos, el resto de los amarres así como el combustible utilizado, el avituallamiento y la ropa de cama y toallas corre a cargo del cliente.
La fianza es una cantidad de dinero que se deposita antes de embarque en la oficina de la flota y varía según el tipo de barco. En cualquiera de los casos dicha cantidad se ve reflejada en la ficha de cada embarcación. La fianza se deposita normalmente bloqueando esa cantidad en una o varias tarjetas de crédito al momento del check-in. Si existiera algún daño en el barco, su equipamiento, o faltara algún elemento del listado del check-in a la hora de entregar el barco, la empresa puede hacer uso de parte o la totalidad del dinero depositado como fianza en compensación.
La embarcación se le entrega limpia y en perfecto estado de funcionamiento y, para conservarla de la mejor forma posible, es necesaria una limpieza a fondo para que los clientes futuros, se la vuelva a encontrar en perfecto estado.
Este puede variar mucho en función del tipo de barco, motores, y lógicamente de las horas de navegación. Como referencia, un velero de 12 metros puede gastar de media unos 70 € de diésel en una semana.
La contratación del patrón es independiente de la contratación del alquiler del barco, y salvo en el caso de algunos barcos en particular generalmente de grandes esloras, se enrola como uno más de la tripulación. Por ello, salvo en situaciones específicas, el pago de sus honorarios no se realiza junto al del chárter, lo habitual es pagar al patrón en el momento del embarque. El precio del patrón puede variar, pero ronda los 150 €/día.
El patrón o skipper está a las órdenes de las personas que han contratado el chárter y llevará a los clientes a donde estos deseen. Esto tiene unos límites debidos a la meteorología y a la seguridad, donde el patrón tiene la última palabra. El patrón llevará a la tripulación a tierra cuando estos lo deseen y los traerá de vuelta al barco. Se ha de ser considerado con el skipper, que si bien es responsable del barco las 24 horas del día, también necesita descansar.
Lo habitual es que el patrón ocupe un camarote, si hay alguno libre, sino dormirá en el salón. En ciertos barcos más grandes, existen camarotes individuales de reducido tamaño comúnmente conocidos como camarote de skipper destinados habitualmente al patrón.
No es necesario. Navegar es una experiencia fantástica y no es necesario que tengas el conocimiento técnico para poder llevarla a cabo. Toda empresa de charter te ofrece la posibilidad de disfrutarla dejando la responsabilidad del pilotaje en manos de un patrón profesional.
Para formalizar la reserva, es necesario abonar el 50% del total del alquiler. El resto del pago se realizará el mismo día de la reserva, previo al embarque, excepto para regatas corporativas y eventos de empresa, donde el pago deberá ser hecho efectivo hasta 72 horas antes de la realización del evento.
Sí, ponemos a tu disposición un servicio de aprovisionamiento a bordo por parte de un supermercado local colaborador. Si lo deseas podemos mandarte por mail el listado de productos y precios para que lo completes y nos lo devuelvas por email o fax y nosotros nos encargamos de que a tu llegada tengas la compra abordo. El coste de los productos es algo mayor que en los supermercados de las grandes superficies, pero seguro te ahorrará mucho tiempo!
En los barcos deportivos pueden traer comida y bebida a bordo con la sola limitación de que la comida no contenga salsas o aceites que se puedan derramar y provocar deslizamiento y caídas peligrosas. Tampoco admitimos envases de cristal por el peligro de rotura y accidentes consiguientes.  
Nuestra Base dispone de Wi-fi gratuito, así como mucho cafés y restaurantes por toda la costa. Muchos puertos ofrecen el servicio de pago.
Recomendamos ropa cómoda en general y prendas de baño si lo desean. También recomendamos gafas de sol, crema protectora y toallas de playa. Se recomiendan prendas ligeras de abrigo como cortavientos, ya que aunque en nuestra zona el sol brilla casi todo el año, en el mar la sensación térmica varía.
Sí, en un barco cualquier persona, incluso los bebés, cuentan como una plaza, por lo que es importante contar el total de personas que vendrá a bordo y tener en cuenta la capacidad máxima permitida de la embarcación.
Sí, ya que debemos preparar la embarcación para ello, proporcionando chalecos salvavidas adecuados y otros elementos de seguridad.
En la mayoría de los barcos se puede fumar, siempre en las zonas de cubierta pero en ningún caso en el interior.
Dependiendo del estado de la mar, a veces puede que haya más movimiento del que estamos acostumbrados. Es por ello, que recomendamos tomar biodramina o similar antes de embarcar para prevenir. Consulta siempre con tu médico posibles reacciones alérgicas o contraindicaciones. Los niños menores de 2 años raramente llegan a marearse. Tomar biodramina infantil media hora antes de subir el barco, un buen desayuno, beber mucha agua, tomar vitamina C, coca-cola, frutos secos o llevar pulseras antimareo, pueden ayudar a evitar el mareo. Si aún así, los niños experimentan mareo, lo mejor es ponerlos al timón y que nos ayuden a llevar el barco fijando siempre la vista al horizonte.
Lo más importante es actuar de forma responsable para evitar daños personales o materiales mayores y avisar lo antes posible a nuestro responsable de base o a cualquier miembro del equipo de Sail and Fun que le ayudará en todo momento. Es siempre de gran ayuda tomar fotografías de lo sucedido y en caso de haber otras personas o barcos implicados, tomar buena nota de sus datos de contacto.  
Amarrado en Puerto siempre podrás disponer de corriente 220 V en los enchufes abordo, fuera de Puerto sólo podrás hacerlo en aquellos barcos con inversora o generador, consulta el equipamiento del barco en su ficha antes. En todos los barcos encontrarás también enchufes de 12 V para su uso en cualquier momento estando o no en Puerto, limitada eso sí a la carga de las baterías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat